Inicio » Artículos » UNA REFLEXIÓN DE FIN DE AÑO

UNA REFLEXIÓN DE FIN DE AÑO

Ya llegamos a diciembre y nos enfocamos al cierre de año. Se nos hizo corto el año o muy largo, que tantas cosas buenas hemos vivido, que situaciones difíciles hemos tenido que enfrentarnos, son todas preguntas que nos hacemos al terminar este año, haciendo así un balance de lo que hemos vivido.

Si has vivido eventos maravillosos es para dar gracias y bendecir. Todo lo que hemos vivido en el amor, en las relaciones con mi familia, con los amigos, con quienes hemos compartido horas en el trabajo, son los momentos más plenos. Los que hemos creado en nuestro trabajo, lugares hermosos que hemos visitado, son días de mucha plenitud. Que te quede claro que tu los puedes seguir creando, para que tu vida tenga cada día un sentido más profundo. Es lo más valioso que puedes regalarte y regalar a los demás. Recuerda que tu verdadero Ser creado por Dios es amor al igual que su Fuente. Es por esto que cuando vives en amor tu persona se ilumina, florece y todos nos alegramos contigo.

Sin duda también durante este año hemos cometido errores y equivocaciones. Lo primero que tienes que hacer es perdonarte, tratarte con amor, y corregir tu error en el presente y de esta manera aprendemos la lección. Y entonces la equivocación se convierte en una magnífica oportunidad de aprender. Si te culpas, te regañas, te enojas contigo, entonces ni aprendes, sufres y más te confundes. No valió la pena lo que has vivido, no aprendiste la lección que esa situación te brindó.

Si te sientes en esta etapa de tu vida confundido, agobiado con situaciones que no sabes como se van a resolver, relaciones conflictivas, el camino más seguro es recurrir a la Fuente de la Sabiduría y del Amor que es Dios, y confiar plenamente que si te dejas guiar, podrás regresar a tu paz interior y a la confianza, que en las Manos de Dios todo se resolverá de la mejor manera, sanamente para todos. Desde la paz interior podrás darte cuenta como se van resolviendo tus asuntos dejando que todo se acomode en forma natural y espontáneo, y si tienes que dar una respuesta desde tu intuición, en paz podrás dar la respuesta que corresponde al momento que estás viviendo. Y todo se resolverá maravillosamente bien.

De parte mía y de Ma. Antonia (Toñita) que este mes de diciembre cumplimos 25 años de casados, les deseamos todo lo mejor para ti y tu familia. Dios te bendice. Luis Oggier